Agua

Agua que a mi vienes por las noches
en mis sueños de silencio, bastos;
agua tú que corres cristalina
y nunca ante nadie te detienes.

Tú nunca piensas regresar,
mientras yo sentado te contemplo
en esa eterna despedida
que no termina al verte marchar.

Agua pura, cristalina y viajera
yo aquí me voy a quedar
mirando como te marchas
y nunca te acabas de ir.

Yo estaré siempre esperando
que un día regreses a mí,
aunque se que tú nunca vuelves,
yo esperaré siempre por ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: