El Peluche rojo

El peluche rojo.

Desde que fue adolescente ella tenía un peluche, como lo tiene todo el mundo, el de ella era de un color marrón muy oscuro casi negro, cuando lo adquirió según recordaba siempre lo había tenido con ella, cuando iba a todas partes nunca lo dejaba, ese peluche era para ella como el símbolo de la adolescencia, era de esos peluches largos un poco ensortijado, y estaba tan acostumbrada a el.

Habían pasado muchos años y ella aun conservaba su querido peluche, estaba tan acostumbrada a el que seguía llevándolo a todos lados, sin embargo un día cuando ya era mayor se había teñido el pelo y con lo que le había sobrado, ya que se había cortado el pelo y no necesito usar todo el tinte, se le ocurrió teñir su viejo peluche ensortijado que era de un color oscuro mal definido, en uno de un color vino, casi rojo que le daba un aspecto mas nuevo, diferente, por decirlo de alguna forma.

Ella estaba feliz con el aspecto que ahora tenia su viejo peluche oscuro transformado en uno de color rojo encendido, ahora lo acariciaba suavemente, le gustaba sentir lo ensortijado de su pelo, en ocasiones se pasaba horas acariciándolo, dejando su mirada perdida como quien recuerda algo que quisiera tener consigo siempre, otras veces se quedaba dormida con el peluche entre sus manitas pensando en el amor de él, ya que le había dicho que su peluche rojo había quedado muy lindo y también  a él le gustaba acariciarlo cuando estaban juntos y siempre entre ella y él estaba ese peluche rojo que tanto amaban ambos y platicando decían si algún día lo teñirían de otro color.…

Moraleja.

Un peluche no siempre es un muñeco solamente, suele ser un símbolo y llega a ser parte de uno mismo.

Alejandro

Anuncios

La puerta

La puerta es el umbral
que limita mi camino,
es el vestigio
que le dice a mi camino,
¡Detente!
El paso está prohibido.

¿Quien osa poner límite a mi entrega?
¿Quien delimitar pretende mi estrategia?
Si ella me ama tanto
como yo la amo a ella.

Ya hemos transformado
tantos paradigmas,
y hemos violentado
tantas, tantas moralinas.

Que a tal punto,
por amor hemos llegado,
que si no es ella mi cielo,
será acaso mi condena.

¡Abre puerta tus dinteles!
y deja libre mi camino,
¡Que si amarla ha sido mi destino,
no quieras detenerme con la muerte!

Safe creative# 1009137308279

No te olvidaré

En esta noche de estrellas
en que está ausente la luna,
los recuerdos se me agolpan
al no sentir ya tu mirada.


No se, si tu partiste
no se si fui yo el que se fue,
pero si se que yo te extraño,
por que se que nunca volverás.


No se porqué te quise,
no se si un día te olvidaré,
más el amor que un día me diste,
te juro amor, que nunca olvidaré.

Iluso poeta enamorado.


Te pude haber amado como a nadie

y hacerte sentir como una reina,

tu me hubieras tenido por vasallo

y entre ambos conocer la gloria.

Un mundo de romance nos vistiera,

una vida a tu lado yo quisiera,

o morirme de amor, pero en tus brazos.

Fueron más tus prejuicios que mis besos,

y un no, por respuesta tu me diste,

al saber que mi amor era de veras,

sorprendida, ya de mí nada quisiste,

ni mi amor, ni mis poemas, nada.

un ideal en tu mente repicaba,

que entendí, de tu vida me alejaba.

Yo viviré con tu desprecio,

con el recuerdo de tus ojos , de tu mirada,

¡Que fue lo único que me diste!

¿Porqué te conocí, porqué llegaste?

si ya estaba concluyendo mi inventario,

para hacer de mi vida el gran balance.

Y ahora, trataré ya de olvidarte,

más como olvidarte,

¿Como intentar olvidarte?

¡Si ni siquiera me dejaste amarte ¡

Finalmente ¿quien soy yo para ti?

¿Un iluso ilusionado?

¿Un poeta,…un loco?

No, fíjate que no, solamente soy,

lo que pudo haber sido y no fue…..

seré un  hubiera en tu vida,

seré lo que soy,

iluso poeta y enamorado…

Pero no para ti.

Derechos de autor Safe creative No. 0912205161908

¿Porqué?

¿Porque mujer cuando tus ojos miro
siento un nudo en el pecho?
¿Porque cuando tus labios beso
siento en ellos una angustia ?
¿Porque cuanto tu talle tiento
siento estremecer tu cuerpo ?
¿Porque cuando me abrazas
ya no siento que te quiero ?
¿Por qué tu amor he perdido
si es lo único que tengo ?
¿Por qué mujer tanto te quise
y ahora así de pronto ….
ya no siento que te quiero ?

Soledad

Tu presencia, es la ausencia,
Y tu ausencia, me aletarga,
quien te tiene, no te quiere,
yo te busco y no te encuentro,
pregunto y nadie sabe,
te llamo y no contestas,
sin embargo, se que estás.

Que terrible es encontrarte sin buscarte,
que duro es percibirte sin querer,
que cruel es, que a mi lado vayas siempre,
sin pedir mi parecer.

Si algún día, por buscarte al fin te encuentro,
si confortas, con tu ausencia mi vivir,
si de musa, me acompañas por la vida,
¡Dios te guarde, apacible Soledad!

« Older entries