María del Mar Ponce L.


Olvido de lo olvidado

Olvido, respuesta sin sentir
que nace en la penumbra de la noche,
para vivir viviendo por vivir
cargado de esperanzas y reproches.

Olvido, lucifer del pensamiento
añorando a las gotas de rocio,
que un día fueron sudor del sentimiento
y ahora son un te quiero ya vacío.

Olvido que no olvida si te veo,
olvido de lo olvidado que recuerda,
tus besos que fueron juegos de recreo
jugando a ser la pena que me entierra.

Olvido, cual columpio que se mece
en el volar del viento y su condena,
como el tiempo que ya se desvanece
tu nombre está prendido a mi poema.

Quiero olvidar hasta que te he olvidado,
quiero ser mar barriendo las arenas,
me siento lluvia y sol en el pasado,
me siento flor de amor en primavera.

Por eso suelto el ancla de tu olvido
y me pierdo detrás de una sirena,
olvido ya olvidado es mi castigo
pues recordar tu olvido es mi condena.

María del Mar Ponce López
Reservados derechos de autor


A %d blogueros les gusta esto: